Consiga un presupuesto Acceso clientes
  • Estamos aquí para ayudarle 24/7
  • Contáctenos
  • Centro de recursos para expatriados

    Convertirse en un expatriado

    Tomar la decisión de mudarse al extranjero no es algo que deba tomarse a la ligera. Hay mucho que planificar, casillas que marcar, formularios que rellenar, además de planificación general por hacer. ¿Pero por dónde empezar? Lamentablemente conlleva más que solo empaquetar sus maletas y subirse a un avión.

    Expatriados - Convertirse en expatriado - Extranjero imagen

    ¿Dónde empezar?

    Aquí tiene bastante información a tener en cuenta antes de dirigirse hacia lo nuevo…

    Trabajo administrativo

    En primer lugar, los visados. Dando por sentado que tiene un trabajo esperándole a su llegada, asegúrese de hablar lo antes posible con su empleador sobre el apoyo que pueda recibir con el visado. Algunas empresas se encargarán de todo por usted, incluidos los costes; pero otros le dejarán esa tarea a usted. Averigüe qué y cuánto tiene que pagar para poder hacer el presupuesto.

    Dependiendo de adonde se dirija, los visados y los permisos de trabajo pueden resultar un asunto complicado. Puede que haya mucho trabajo administrativo a llevar a cabo, y en algunos países le pedirán que presente un examen médico completo (a sus propias expensas). Esto se puede solucionar a través de su médico local.

    Otros factores incluyen la posibilidad de que le pidan un certificado de autorización de la policía. Esto puede ser aplicable cuando se viaja a Australia, Bélgica, Canadá, Nueva Zelanda, Sudáfrica y EE. UU. El coste puede variar, generalmente entre 45 y 80 GBP (55 y 97 EUR).
    Siempre vale la pena hacer también copias de sus documentos originales, ya que las embajadas son conocidas por su indisponibilidad cuando se trata de devolver sus documentos.

    Atención sanitaria

    Al final todo depende de su lugar de destino. Algunos países ofrecen atención sanitaria gratuita; sin embargo, otros no.

    Algunas empresas ofrecen seguros médicos privados como parte de las opciones del paquete de beneficios del empleado. Si tiene cualquier duda, contacte con su empleador y averigüe los detalles exactos de las coberturas que proporcionen a los empleados. También es de vital importancia que disponga de un seguro de salud completo para usted y para su familia. En Cigna tenemos una amplia variedad de coberturas de seguro médico para expatriados disponibles a todos los niveles, para protegerle en su nueva patria y en cualquier lugar adonde vaya de viaje*. Averigüe más sobre el seguro Cigna Global Health Options aquí.
    Asegúrese de comprobar las recomendaciones de asesoramiento sanitario (incluidas las vacunas, etc.) para su nuevo país de residencia. Aquí puede encontrar una guía útil para algunos de los destinos más populares.

    *se pueden aplicar algunas exclusiones geográficas según el nivel de la cobertura.

    Viajar

    Ni que decir tiene que el transporte aéreo puede ser caro, pero es un gasto necesario si va a ser un expatriado. Dicho esto, también hay algunas formas de reducir el coste del transporte aéreo. Realizar la reserva por adelantado generalmente conlleva disfrutar de descuentos en vuelos de largo recorrido. Asegúrese de comprobar las limitaciones de equipaje de las aerolíneas con las que se plantea volar, ya que pueden aplicar restricciones estrictas en su límite de peso, mientras que hay otras que le permiten transportar equipamiento deportivo gratuitamente. Un seguro de viaje también es imprescindible. Al igual que con los costes, asegúrese de que le satisfaga el paquete completo de su seguro de viaje, incluidos aspectos como la cobertura de cancelación y la cobertura de equipaje.

    ¿Envío o almacenamiento?

    Al igual que todo el mundo, usted también habrá acumulado más objetos de los que se esperaba en un principio. Entonces, ¿qué decide llevarse consigo?
    Si al principio planea alquilar en su nueva patria, podría considerar alquilar una propiedad completamente amueblada y dejar su mobiliario almacenado hasta que se establezca. Después podría solicitar que le envíen allí sus pertenencias en un momento más adecuado.

    Presupuesto

    Dadas las complejidades logísticas que conlleva mudarse a otro país, es fácil perder el control de sus finanzas, por lo que limitarse a un presupuesto estricto es crucial. Trate de planificar con antelación todo lo que pueda, incluidos tanto los pequeños detalles como los gastos más grandes. Asegúrese de tener en cuenta aspectos como: hoteles si su nuevo domicilio no está listo todavía, precios de los medios de transporte locales o el coste de un vehículo, gastos de servicios locales, posibles gastos de documentación legal de llegada, e impuestos de importación si se aplican en cualquiera de los objetos con los que viaja.
    Sí, convertirse en expatriado requiere planificación y búsqueda de información, pero siguiendo los pasos prácticos anteriores, se encontrará en el camino correcto para convertirse en un expatriado de pleno derecho. Pero espere, aún hay más…

    Cosas que puede que no haya tenido en cuenta…

    Sí, hay aún más cosas a tener en cuenta. Convertirse en expatriado no se trata de marcar todas las casillas que hemos explicado antes, hay aspectos que requieren que esté preparado para un cambio mental, emocional y de comportamiento en su estilo de vida a la hora de vivir en otro país, por ejemplo, las actitudes de la gente. Las personas se comportarán de una manera diferente a la que usted está acostumbrado. Las actitudes son culturales, por lo que no se trata de comportamientos buenos o malos. La cordialidad convencional en la actitud popular de ciertos lugares, como EE. UU., puede que no corresponda con su nuevo país, por lo que debe prepararse para algo un poco diferente, si la situación lo requiere. Una de las mayores dificultades para los nuevos expatriados es adaptarse a tener más tiempo en solitud. Tanto si está dejando atrás a un grupo grande de amigos como si se muda para acompañar a su pareja en una nueva oportunidad laboral, puede encontrarse con más tiempo libre y, en consecuencia, con más tiempo a solas del que está acostumbrado.

    No hay una solución rápida para ello, es parte inherente de hacer un gran cambio, y llevará un tiempo acostumbrarse a ello. Con el tiempo, gracias a varias oportunidades sociales como las comunidades de expatriados/grupos de ayuda, y con el día a día, el nivel de tiempo en solitud irá disminuyendo.

    Al igual que cualquier otro gran acontecimiento que se produce en su vida, esto puede resultar estresante, por lo que el sentido del humor tiene una importancia primordial. Esté dispuesto a reírse de las situaciones y, sobre todo, de usted mismo, en especial cuando las cosas le vengan dadas de manera desfavorable. Convertirse en expatriado es como una maratón, no un esprint. Las dificultades que tenga que afrontar inicialmente disminuirán con el tiempo. Vivirá momentos emocionantes, así que encájelo de una forma natural, no espere milagros de la noche a la mañana, y disfrute de empezar un nuevo y fantástico capítulo de su vida en un nuevo país. 

    Más de 95 millones de clientes en todo el mundo usan Cigna. Únase a ellos.

    TOP