Centro de recursos para expatriados

Cómo trabajar en el extranjero para impulsar su carrera

 

Mientras que vivir en el extranjero le ofrece la oportunidad de explorar nuevos entornos y de interactuar con otras culturas, trabajar en un país diferente le proporciona una serie de habilidades y beneficios laborales tangibles únicos que son cada vez más solicitados por las empresas de todo el mundo.

En un estudio reciente del Consejo británico se reveló que la experiencia laboral internacional juega un papel fundamental a la hora de potenciar la innovación y la productividad en el entorno laboral, al tiempo que ayuda a desarrollar habilidades que benefician tanto a los trabajadores como a las empresas y la sociedad.

Como trabajador expatriado seguramente habrá tenido que enfrentarse a retos que le habrán sacado de su zona de confort. Es posible que le haya resultado difícil, o que todavía se esté esforzando por encajar; todo esto forma parte de la experiencia de trabajar en el extranjero. Pero no dude que, al final, la experiencia resulta tremendamente gratificante, tanto a nivel personal como profesional.

Eche un vistazo a los principales beneficios de tener experiencia laboral internacional, que puede tener un impacto positivo y duradero en su carrera.

PRINCIPALES BENEFICIOS A NIVEL PROFESIONAL DE TENER EXPERIENCIA LABORAL INTERNACIONAL

Flexibilidad y adaptabilidad

Trabajar en un país extranjero le ofrece la oportunidad de adaptarse a situaciones nuevas y con las que no está familiarizado. Este es un factor muy importante a la hora de aumentar su seguridad en sí mismo y de reforzar su capacidad para adaptarse a situaciones de diversa índole.

Idiomas y dotes de comunicación

por qué trabajar en el extranjero

No todo el mundo que trabaja fuera consigue dominar un idioma extranjero, pero aprender un idioma nuevo demuestra su disposición para aceptar nuevos desafíos y desarrolla sus dotes de comunicación. Según la investigación del Consejo británico, 7 de cada 10 individuos con experiencia internacional se describen a sí mismos como comunicadores seguros de sí mismos capaces de trabajar bien con personas de otras culturas.

Capacidad de innovación

Desde aprender a desenvolverse en una ciudad extranjera hasta sumergirse en una cultura diferente, los desafíos que supone establecerse en otro país le obligan a emplear potentes habilidades de pensamiento analítico y crítico, lo que le ayuda a desarrollar su capacidad para resolver problemas e innovar.

Mentalidad internacional

La experiencia laboral en el extranjero le ayuda a abrir la mente y a entender mejor los mercados internacionales, y le da una idea de cómo funcionan las organizaciones a nivel internacional. El mundo empresarial se está volviendo más internacional que nunca, y cada vez hay una mayor demanda de trabajadores con experiencia en mercados y culturas empresariales internacionales.

Conciencia cultural

Al interactuar y trabajar con personas de otros países aumenta su tolerancia, conciencia y sensibilidad cultural.

Autodesarrollo

Según la investigación del Consejo británico, la mayoría de los empleados que han trabajado en el extranjero creen que su experiencia en otro país les permitió desarrollarse como personas. Al traspasar sus propias fronteras para adaptarse a un entorno laboral extranjero, experimentará un aumento de la seguridad en sí mismo y estará más dispuesto a aceptar nuevos retos.

Este artículo se publicó en nuestra revista Cigna Global, “Your Health Matters” - Edición de primavera 2017.

TOP