Consiga un presupuesto Acceso clientes
  • Estamos aquí para ayudarle 24/7
  • Contáctenos
  • Centro de recursos para expatriados

    Qué tener en cuenta a la hora de jubilarse en el extranjero

    Con todos los países que hay en el mundo que invitan a soñar con una vida más relajada, no es de extrañar que la población de jubilados expatriados siga aumentando. Pero no todo es un campo de rosas.

    Según la encuesta de la página Best Places in the World to Retire (los mejores lugares del mundo para jubilarse), las tres expectativas principales de los expatriados que se jubilan en el extranjero son un coste de vida inferior, un estilo de vida menos estresante y mejor tiempo. Los resultados también indicaban que la mayoría de los jubilados en el extranjero logran dos de esas cosas, pero la esperanza de una vida más sencilla y menos estresante resulta ser más difícil de materializar.  

    Eche un vistazo a algunas de las dificultades más frecuentes a las que se enfrentan los expatriados al jubilarse en un país diferente.

     

    Los impuestos

    La presión fiscal internacional puede resultar frustrante a muchos jubilados. Los complicados sistemas de impuestos pueden dificultar también el comprar una propiedad en el extranjero, y entender las leyes y las implicaciones locales puede ser una tarea abrumadora. Si está teniendo problemas, plantéese buscar la asesoría de un experto en impuestos para inmigrantes; puede ser algo costoso, pero le ayudará a estar al día con las autoridades fiscales.

     

    Atención sanitaria

    Trasladarse a un país con mejor tiempo puede implicar hacer algunas concesiones, y una de ellas puede ser un sistema de salud de alta calidad. Los estándares de salud pueden variar considerablemente de un país a otro, y existen importantes diferencias en lo que respecta a los tiempos de espera, los costes y la accesibilidad para expatriados. En muchos países es difícil encontrar una buena atención sanitaria en áreas rurales o remotas, lo que con frecuencia se traduce en la inconveniente necesidad de que los pacientes tengan que desplazarse a zonas más pobladas para recibir un buen tratamiento médico.

     

    La banca

    Aunque la banca online ha facilitado enormemente el gestionar el dinero desde el extranjero, las restricciones en algunos países podrían dificultar la transferencia de fondos. Abrir una cuenta en un país extranjero también puede suponer una dificultad debido a la diferente normativa.

     

    El coste de la vida

    Según la encuesta de Best Places in the World to Retire, muchos expatriados logran reducir su coste de vida al jubilarse en el extranjero. Pero en algunos casos, el debilitamiento de las monedas hace que los jubilados acaben perdiendo dinero en lugar de ahorrarlo. Además, las altas tasas de inflación de algunos países son difíciles de predecir. Es importante que determine su presupuesto y que tenga presentes las fluctuaciones y la inflación del tipo de cambio.

     

    Trabajo administrativo

    Las normas sobre inmigración varían de un país a otro, de modo que los expatriados en ocasiones deben renovar sus visados de manera periódica, lo que generalmente conlleva un coste. El papeleo necesario puede ser engorroso, y es algo a lo que la mayoría de los expatriados se tienen que enfrentar. 

     

    La cultura

    Adaptarse a una cultura diferente forma parte del desafío de vivir en el extranjero, y la jubilación no es una excepción a esta norma. El idioma diferente puede ser una de las principales preocupaciones. Sin embargo, muchos destinos están ganando popularidad entre los jubilados expatriados, y puede ser una buena idea investigar un poco y averiguar si hay otros expatriados o grupos internacionales en su zona que puedan ayudarle a adaptarse.

     

    Fuente: Basado en la información de CNBC, el informe de Market Watch sobre los resultados del sondeo de Best Places in the World to Retire y CBS News.

    Más de 95 millones de clientes en todo el mundo usan Cigna. Únase a ellos.

    TOP: