Consiga un presupuesto Acceso clientes
  • Estamos aquí para ayudarle 24/7
  • Contáctenos
  • Centro de recursos para expatriados

    Visados e inmigración

    Son pocos los expatriados afortunados que logran escapar de la pesadilla que representa el papeleo y los retrasos burocráticos antes de mudarse a un nuevo país. Es posible que tenga que gestionar un visado, por lo que le proporcionamos la presente guía para que tenga una idea de qué esperar, y algunos consejos que le ayudarán con todo el proceso.

    Averiguar todos los requisitos para conseguir un visado o un permiso de trabajo puede llevar mucho tiempo, así que lo mejor es hacerlo cuanto antes.

    Si ya posee un trabajo en un país nuevo, averigüe todo lo que necesita hacer para tener la documentación en regla. Su empresa debería poder darle información sobre la asistencia para la obtención del visado, e incluso quitarle esa preocupación.  

    Desde rellenar formularios a las largas esperas

    Los visados y los permisos de trabajo pueden ser un asunto complicado. Muy a menudo estos asuntos conllevan una dosis elevada de burocracia, largos formularios que rellenar y largas esperas. Pero sea positivo, con una planificación avanzada y la información adecuada, todo se soluciona.

    El primer paso es encontrar una fuente fiable y actualizada de información. Cada país tiene sus reglas en lo que se refiere a inmigración, así que asegúrese de conseguir información específica sobre el país al que está planeando trasladarse.

    Busque los sitios web oficiales como los del consulado del país o el departamento de inmigración, que a menudo forman parte del Ministerio del Interior o del Ministerio de Justicia.

    Averigüe cuanto antes qué tipo de visado o de permiso de trabajo necesitará usted y cualquier miembro de la familia que le acompañe, prestando especial atención a los costes y a los tiempos de obtención.  Tenga en cuenta que los procedimientos pueden variar si usted y los miembros de su familia tienen diferentes nacionalidades.

    Algunos países solicitan que el pasaporte tenga al menos seis meses de validez antes de la fecha de llegada. Otros podrían requerir además que se proporcione un certificado de antecedentes policiales (o un expediente penal oficial), o incluso vacunas especiales antes de permitir la entrada. Es importante estudiar con detalle lo que el nuevo país le exige.

    Los ciudadanos de la UE y de los miembros del EEE normalmente pueden entrar en el resto de países miembros y tienen derecho a vivir y trabajar allí, pero hay algunas restricciones específicas de movimiento entre naciones. Asegúrese de no pasar por alto las restricciones que podrían aplicarse a su caso.  Muchos expatriados en la UE pueden no necesitar permiso para vivir y trabajar en un país europeo, pero aun así necesitan registrarse una vez que se han mudado y solicitar permisos específicos.

    Requisitos a la llegada

    Correcto. Después de todo el trabajo realizado antes del traslado, la organización de todos los documentos, las decenas de copias y los largos formularios rellenados, es posible que se necesiten más documentos una vez llegados al nuevo país.

    Obviamente, dependerá de adónde vaya y de dónde venga. Pero vale la pena resaltar que muchos lugares requieren que usted o los miembros de su familia soliciten diferentes permisos (permiso de residencia o documento de identidad) después de la entrada en el país.

    Incluso si todos los documentos están en regla cuando se llega al nuevo destino, es posible que sea necesario registrarse en las autoridades locales. Averigüe lo que necesita hacer lo antes posible y antes de su traslado, para poder organizar su agenda a la llegada. 

    Todo listo... ¿o no?

    Para los expatriados es muy gratificante haber superado el largo proceso de la solicitud de visados o permisos y comenzar la vida en el nuevo país totalmente en regla.  No obstante, es importante no perder de vista la validez de los documentos.

    Como extranjero, puede estar sujeto a renovaciones regulares del pasaporte, visado o permiso de trabajo. Antes de que se le olvide el documento en el fondo del cajón, puede ser una buena idea comprobar las fechas de caducidad y mantener un calendario para saber cuándo será necesario renovarlos para tener toda la documentación en regla.

    Si pasado un tiempo en el país piensa en cambiar de trabajo, tenga en cuenta que la mayoría de los permisos no son transferibles a empresas diferentes y podría ser necesario conseguir un permiso nuevo. O, si desea solicitar la ciudadanía, podría tener que esperar varios años. En este caso, puede valer la pena saber si su nuevo país acepta la doble nacionalidad, ya que puede que sea necesario renunciar a su nacionalidad original para obtener la nueva. 

    90 millones de clientes en todo el mundo usan Cigna. Únase a ellos ahora.

    TOP: