Consiga un presupuesto Acceso clientes
  • Estamos aquí para ayudarle 24/7
  • Contáctenos
  • Centro de recursos para expatriados

    Entrene su cerebro

    Por supuesto que es importante llevar una alimentación adecuada y realizar ejercicio regularmente, pero de poco sirve trabajar los músculos si su cerebro recibe una dieta estricta de telebasura, ya que puede derretírsele antes de darse cuenta. Varios estudios han demostrado que disfrutar de ejercicio mental saludable además de mantener un estilo de vida activo y una dieta sana contribuye de forma positiva a prevenir la demencia o el Alzheimer en el futuro. 

    El malentendido más común parece ser que para estar “sano” todo lo que se necesita es comer bien y practicar algo de ejercicio. Y esta idea es errónea. La salud mental es tan importante como la salud física cuando hablamos de conseguir una sensación de bienestar positiva.

    Acciones como asegurarse de que se han dormido las suficientes horas y mantener su nivel de estrés controlado contribuyen a una sensación global de felicidad, le ayudan a mantener un peso saludable y provocan que su mente esté más alerta. Sorprendentemente, cuanto más activo sea físicamente, más beneficios obtendrá su cerebro (ya que su memoria mejora y se incrementa su capacidad de aprender cosas nuevas).

    Dicho esto, para mantener su cerebro en niveles operativos óptimos, se necesitan nuevos estímulos, especialmente en años venideros. Hay muchas formas de conseguirlo, así que encuentre una o dos actividades que le gusten y practíquelas con regularidad. Puede entrenar su memoria, jugar a juegos de estrategia, entrenarse para identificar las 5 preguntas “quién, qué, dónde, cuándo y por qué”, o simplemente centrarse en pequeños cambios y desafíos, como tomar una nueva ruta para ir a trabajar o esforzarse por variar sus hábitos diarios.

    Está comprobado que realizar algunos de los cambios mencionados funciona, pero sin duda el más fácil y el que resulta ser la forma más divertida de mantener su mente activa es el de aprender algo nuevo. Intente aprender un nuevo idioma, pruebe con un instrumento musical o, simplemente, lea un periódico interesante o un buen libro. Cuanto más novedoso y difícil, más mejorará su mente.

    Y OTRA COSA...

    Leer de forma regular, al menos en mi humilde opinión, implica algo más que una actividad para mejorar su cerebro. El entretenimiento que se consigue leyendo un buen periódico o un buen libro hace que “ejercitar su mente” sea más una experiencia enriquecedora que una obligación. Aumentará su conocimiento, a veces incluso en temas de lo más variopintos. Para empezar, intente memorizar estas definiciones difíciles, inusuales e incluso banales para algunos: 

    Googleganger: La persona que aparece como primer resultado cuando busca su nombre en Google
    Garrapato: Escritura manual ilegible
    Zugzwang: Posiciones del ajedrez o del Conecta 4 en las que cualquier movimiento resulta en derrota
    Filtrum: El trozo de piel entre su nariz y el labio superior
    Rinotilexomania: Hurgarse la nariz excesivamente
    Zupia: El poso en las botellas de vino
    Herrete: Cada uno de los extremos metálicos de los cordones de los zapatos
    Glabela: La piel entre sus cejas

    90 millones de clientes en todo el mundo usan Cigna. Únase a ellos ahora.

    TOP: