Consiga un presupuesto Acceso clientes
  • Estamos aquí para ayudarle 24/7
  • Contáctenos
  • Centro de recursos para expatriados

    Comprar una casa en el extranjero

    Mudarse al extranjero es una gran decisión, y el alivio después de tomar esta primera decisión puede verse interrumpido muy pronto, ya que aparecen rápidamente nuevas decisiones a tomar, como comprar una casa en el extranjero.

    Probablemente ya haya elegido la región, el pueblo o la ciudad, pero mudarse a cualquier nueva área, tanto en el Reino Unido como cuando se compra una casa en el extranjero, implica elegir una buena ubicación en esa área, lo cual puede convertirse en una tarea complicada.

    Puede también haber miles de aspectos legales locales a tener en cuenta, así como dificultades financieras.

    Aquí analizamos algunas de las cosas a tenerse en cuenta para que comprar una casa en el extranjero resulte muy sencillo, por eso ampliamos nuestros cinco consejos principales para la compra:

    • Infórmese y documéntese sobre el mercado inmobiliario del país y de la región que ha elegido como destino.
    • Utilice los servicios de una agencia inmobiliaria profesional reconocida o un promotor inmobiliario para asegurarse de que le proporcionan la información adecuada.
    • Contrate a un representante legal que hable inglés y el idioma local del país que haya elegido.
    • Tenga los documentos traducidos para asegurarse de que entiende todo lo que conlleve su compra y que nada se malentienda.
    • Asegúrese de ser plenamente consciente de todos los costes que suponen mudarse y vivir en el país que ha elegido para mudarse.

    Obtener el visado

    Si dispone de pasaporte británico, podrá mudarse libremente a cualquiera de los países de la Unión Europea sin necesidad de un visado ni un permiso de residencia. En muchos países fuera de la Unión Europea, necesitará disponer de un visado antes de empezar a vivir allí y deberá asegurarse de que esté confirmado antes de empezar a gestionar cualquier compra de una propiedad.

    Ubicación, ubicación: comprar su casa en el extranjero

    Antes de comprar su casa en el extranjero, es una buena idea pensar en alquilar en el área en la que le gustaría vivir para así conocer de primera mano el ambiente de esa ubicación y también conocer a los vecinos. Esto también le dará el lujo de tomarse su tiempo para escoger su casa, sin tener que lidiar con el estrés de una agenda apretada durante sus “vacaciones” dedicadas a la búsqueda de una propiedad o incluso llevar a cabo su búsqueda en línea.

    Cuando se encuentre en el momento de dar comienzo a la búsqueda de una propiedad, configurar una lista de control le ayudará a asegurarse de que toma las elecciones acertadas para su primera casa. Preguntas que debe realizarse a sí mismo:

    • ¿Prefiere la vida rural o la urbana? Eche un vistazo a la vida en la ciudad para ver cómo son sus niveles acústicos y qué tipo de casas están disponibles, comparadas con aquellas situadas en los barrios periféricos y más allá.
    • ¿Cuánto se tarda en llegar al trabajo? Puede que sea de ayuda situarse a poca distancia del trabajo cuando se empieza de cero en un país nuevo.
    • ¿Cuánto se tarda al aeropuerto más cercano? Aunque no tenga pensado viajar al Reino Unido de forma regular, estar relativamente cerca de un medio de transporte internacional puede ayudar a que sus amigos y familia decidan brindarle con una visita.
    • ¿Dónde se encuentra el medio de transporte público más cercano? Recuerde comprobar con qué frecuencia opera y a qué horas.
    • ¿Dónde se encuentran los servicios locales? ¿La ubicación se encuentra cerca de tiendas, bares y restaurantes? ¿Y los médicos, escuelas, instalaciones deportivas y demás?
    • ¿Qué tipo de entretenimiento queda cerca? ¿Se situará cerca de la playa? ¿Hay un auditorio, cine, clubes locales a los que se pueda inscribir?
    • ¿Cuánto espacio necesita? Recuerde que puede recibir visitas para ciertos periodos de tiempo. Considere también el espacio al aire libre.
    • ¿Cómo son las propiedades próximas? Trate de conocer a alguno de los vecinos para ver cómo son.

    Obtener asesoramiento profesional

    En este caso, una vez más, es primordial buscar información antes de hablar con los profesionales. Utilizar los servicios de profesionales cualificados y registrados de manera oficial puede ayudar a proteger sus intereses. Los agentes inmobiliarios pueden ser una buena fuente de información y de asesoramiento local.
    También necesitará encontrar un buen abogado local que tenga un buen conocimiento tanto del inglés como del idioma local. Ellos serán capaces de ayudarle a hacerse camino a través de las muchas y diferentes leyes específicas que hay en los países en los que esté buscando comprar una casa, por ejemplo:

    • En Turquía los extranjeros necesitan un permiso militar antes de poder llevar a cabo la compra de una propiedad.
    • En España, debe realizar un testamento antes de comprar una casa en el extranjero.
    • En China, los extranjeros deben pasar procedimientos de supervisión antes de permitirles comprar propiedades en áreas designadas.

    En muchos países, su compra solo se finaliza tras la firma de la escritura pública: los documentos privados de venta son nulos o sin validez. Y de hecho, si compra una propiedad en Canadá o Francia, el proceso de compra en sí mismo cambia de región a región.
    La embajada británica local o la British High Commission deberían poder ayudarle a que se ponga en contacto con abogados de habla inglesa recomendados.

    Contabilizar los costes

    Pagar por su casa en el extranjero es solo uno de los costes de tendrá que tener en cuenta, y reiteramos que es importante asegurarse de ser completamente consciente de los honorarios y los costes adicionales que tendrá que pagar, para asegurarse de que su propiedad sigue siendo asequible. En el Reino Unido disfrutará de costes de compra de vivienda bastante bajos, mientras que en otros países puede que tenga que pagar impuestos locales y tasas de ocupación.

    Y recuerde que si se muda a un apartamento de un edificio, lo más probable es que tenga que pagar un cargo por servicio.

    Abrir una cuenta bancaria en el país donde va a mudarse significa que podrá pagar las facturas de los servicios, especialmente aquellos tan esenciales como la electricidad y el agua, que solo se conectarán si paga vía domiciliación bancaria.

    Otras consideraciones a tener en cuenta cuando compre su casa en el extranjero

    Comprar su casa en el extranjero es solo uno de los pasos en el proceso del expatriado, y hay otras muchas consideraciones, desde escolarizar a sus hijos y el tipo de establecimiento educativo que necesitarán, hasta asegurarse de que sus necesidades sanitarias están cubiertas, especialmente en los casos de emergencia. Encontrará más información sobre necesidades sanitarias en nuestros manuales por países.

    Más de 95 millones de clientes en todo el mundo usan Cigna. Únase a ellos.

    TOP