Consiga un presupuesto Acceso clientes
  • Estamos aquí para ayudarle 24/7
  • Contáctenos
  • Centro de recursos para expatriados

    Destapando los mitos alimentarios

    Con las mañanas que se van aclarando y con el sol que en ocasiones hace su aparición a lo largo del día, las personas optimistas comenzarán a pensar en ponerse en forma para el verano. Se debería resistir la tentación de caer en las dietas de moda para perder peso y estar bien rápidamente.

    Coma de una manera saludable y no se deje engañar por los mitos populares sobre alimentación como los siguientes...

    Tratemos directamente la creciente influencia de las dietas "bajas en grasas", "sin grasas" y "de choque". En primer lugar, las dietas bajas en/sin calorías sencillamente no funcionan. La reconocida dietista Lyndel Costain afirmó: “La gente cree que necesita una dieta baja en grasas para perder peso, pero 1/3 de las calorías deberían proceder de la grasa”. El hecho es que la grasa es necesaria para la energía, para reparar los tejidos y para favorecer el flujo de vitaminas en el cuerpo. De hecho, las grasas insaturadas son muy buenas.  El aceite de oliva, el salmón y los aguacates son altos en grasas insaturadas. Por ello, tome en consideración añadirlos a su dieta.
    Sin embargo, las dietas de choque son algo totalmente distinto. A pesar de que inicialmente pueden contribuir a la pérdida de peso, a largo plazo la dificultan. Al reducir drásticamente la ingesta de calorías, el cuerpo elimina la masa muscular y el tejido magro. Provocan la caída del índice metabólico, favoreciendo el aumento de peso al acabar la dieta.
    En general, las dietas pueden añadir uno o dos dilemas a su vida diaria. A veces parece que no se puedan hacer las cosas bien por hacerlas mal. Como con la leche, por ejemplo. La leche entera es calórica, pero también contiene calcio, que se necesita como parte de una dieta saludable. ¿Cómo resuelve esta situación una persona que está a dieta? Así de sencillo: comience a beber leche desnatada. El mito es que al beber leche desnatada, no se ingiere el calcio. Pero no es cierto. El calcio de la leche se encuentra en la parte acuosa del producto (no en la parte cremosa), por lo que al optar por leche desnatada, seguirá disfrutando de todos los beneficios saludables de la lecha entera, con solo una parte de las calorías.
    Al igual que es importante saber qué evitar en una dieta, resulta esencial también saber qué se introduce en nuestro organismo. Un esfuerzo consciente por comer más fruta, verduras y proteínas contribuirá a perder peso y a sentirse más sano en su vida diaria.
    Puede parecer un cambio difícil en un primer momento, pero cuando observamos los números, los beneficios son enormemente evidentes. Por ejemplo, un sencillo huevo contiene unos 10 g de proteína saludable.

    Además, ¿ha estado evitando comer tarde por la noche? La creencia popular es que al comer tarde por la noche, se aumenta de peso como resultado de la inactividad durante el sueño. Muchas pruebas demuestran que no hay evidencias de ello en ningún caso. Estudios de la Universidad de Cambridge muestran que cenar copiosamente antes de irse a la cama no provoca que el cuerpo acumule más grasa, a no ser que el sujeto de estudio haya estado saltándose comidas y excediéndose en la cantidad de calorías recomendadas durante un periodo de 24 horas. Por lo tanto, siempre que coma de forma regular y no cometa excesos, cenar tarde no debería afectar a su peso en absoluto.

    90 millones de clientes en todo el mundo usan Cigna. Únase a ellos ahora.

    TOP: