Consiga un presupuesto Acceso clientes
  • Estamos aquí para ayudarle 24/7
  • Contáctenos
  • La salud y el bienestar de los expatriados en 2017

    ¿Acaba de mudarse al extranjero? Tiene que considerar algunos aspectos: ¡su alimentación cambiará! 

    Nuestra serie de blogs de Arjan Toor, IPMI de Cigna Global, trata sobre sus experiencias al mudarse a un nuevo país y cómo esto afectará a tu salud en algunos aspectos que quizá no hayas considerado.

    Mudarte a un nuevo país te hará conocer nuevas culturas y nuevos ambientes: un nuevo estilo de vida de una u otra manera. Es probable que tu dieta cambie también y, tanto si decides comer mucho fuera, como si prefieres cocinar tú mismo, los ingredientes, el estilo y la cultura gastronómica pueden variar mucho. Nací en los Países Bajos pero he vivido y trabajado en varios países durante los últimos 10 años: Hong Kong, Corea del Sur, Inglaterra y Escocia, algo que me ha permitido darme cuenta verdaderamente de cómo puede cambiar la comida. La disponibilidad de ciertos alimentos fuera de tu país de origen es algo obvio, pero la cultura, las costumbres sociales y los comportamientos son las cosas para las que estamos menos preparados.

    En los supermercados y tiendas es posible que se encuentren los alimentos que consumimos habitualmente, pero con un precio diferente o con un envase que no nos resulte familiar. Así que no te sorprendas si te ves obligado a pagar precios mucho más elevados por productos de tu país, si es que puedes conseguirlos, ya que el precio incluirá los costes de importación. Utilizar ingredientes frescos locales de temporada será siempre una alternativa más económica, pero también tendrás que tener en cuenta la seguridad alimentaria cuando estés en otro país.

    Algunos consejos:

    • Presta atención al agua
      Si tu nuevo país de destino no dispone de un excelente saneamiento del agua, tendrás que pensar en algo más que en comprar agua embotellada. Evita el agua del grifo en aquellos lugares en los que el saneamiento del agua sea deficiente y ten en cuenta que esto también se aplica a los alimentos lavados, como fruta fresca, verduras y ensaladas, así como a bebidas que no estén hervidas o tratadas. 
    • ¿Alimentos importados o locales?
      Comprueba cómo se tratan los lácteos y las carnes: ¿la leche es pasteurizada? Durante el periodo que vivimos en Asia hace unos años con mi familia, nos preocupaba la seguridad alimentaria, especialmente con dos niños pequeños. Pero después de hacer la compra en varios sitios, encontramos algunos centros comerciales excelentes de productos importados en los que podíamos encontrar leche fresca de Nueva Zelanda y ternera de EE. UU. Puede que desees buscar las marcas más grandes y familiares o pagar algo más por importar determinados productos.
    • Impacto en el supermercado
      Prepárate para equivocarte en los supermercados (reconozco que a mí me pasó) con respecto al nombre y la marca de los alimentos habituales. Me abrumaba la cantidad de artículos disponibles que no conocía durante mi estancia en Corea. A pesar de las dificultades iniciales, nos enamoramos de la comida coreana y actualmente buscamos en los supermercados del Reino Unido ingredientes coreanos.   Pero eso no es todo, los horarios de apertura de los supermercados pueden variar mucho de país a país, como pudimos comprobar en el Reino Unido, al encontrarnos una tienda cerrada un domingo por la tarde. Por ello, es práctico conocer el lugar en el que te encuentras, planear con antelación y realizar algunas búsquedas antes de comprar.
    • ¿Hora de comer?
      Habla con tus compañeros, nuevos amigos y gente del lugar para que te ayuden a evaluar las convenciones sociales sobre los horarios de las comidas, algo particularmente importante si tienes niños pequeños. En algunos países europeos como España, Italia y Grecia, los niños de todas las edades pueden llegar a cenar tan tarde como a las 22:00, por lo que puede ser impactante ver que otros países del norte de Europa consideren que comer tarde es algo únicamente reservado a los adultos. Además, los horarios de las comidas pueden variar según los grupos sociales en cuanto a la participación, programación, duración, elementos de la comida, secuencia de la comida y significado atribuido a la misma. En China, por ejemplo, los miembros de la familia más ancianos toman la comida antes que los miembros más jóvenes. Saber más sobre “cómo comer como la gente del lugar” en cada país.

    Puede ser un polvorín, pero también puede ser una excelente oportunidad de saber más sobre la nueva cultura en la que acabas de aterrizar: la comida es la base de muchos países y del proceso de socialización. Así que, ¡diviértete y disfruta descubriendo lo que te ofrece tu nuevo destino!

    Más información:

       

      Arjan Toor

       Arjan Toor, director gerente de Cigna Global IPMI

      Más de 95 millones de clientes en todo el mundo usan Cigna. Únase a ellos.

      TOP: