Centro de recursos para expatriados

Atención sanitaria en Suiza

Atención sanitaria en Suiza

Como es de esperar, el sistema suizo de atención sanitaria funciona como un reloj y es conocido en el resto de Europa por sus servicios médicos de calidad. La asistencia sanitaria siempre ocupa un lugar importante en la agenda política y el país gasta alrededor del 10 % del PIB en salud, lo que coloca a Suiza casi en la cima de los países de la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos) por gasto médico. Esta inversión implica que el país posee abundantes instalaciones médicas en las que se usan las últimas tecnologías, así como una de las proporciones más bajas de pacientes por doctor y una alta proporción de enfermeras bien formadas por doctores. Los suizos disfrutan de una esperanza de vida alta (con el décimo puesto del mundo en 2010*) y la mortalidad infantil es una de las más bajas del mundo (la 16.ª más baja en 2010*).

Por supuesto, toda esta atención suiza de primera calidad tiene un precio. El seguro de salud es obligatorio y los expatriados deben acatar esto dentro de los tres meses siguientes a su llegada al país (salvo que esté exento por algún acuerdo bilateral de seguridad social y haya estado exento del pago de las contribuciones de la seguridad social en Suiza, ya que estos aún se están pagando en el país de origen). Además, los bebés deben estar asegurados dentro de los tres meses siguientes a su nacimiento. Las personas exentas son funcionarios internacionales, los miembros de misiones permanentes y sus familiares.

Mantenerse saludable

Suiza se considera un lugar muy saludable para vivir. No se exigen vacunas para entrar en el país, pero siempre es recomendable asegurarse de tener al día las vacunas del tétanos, difteria y polio antes de la llegada. Se necesita un certificado de vacunas contra enfermedades contagiosas (incluida la fiebre amarilla) antes de entrar en el país si ha estado recientemente en un área infectada. Suiza es uno de los pocos países europeos declarado libre de rabia.

Los alimentos y el agua, por lo general, no crean problemas sanitarios para las personas que viven en Suiza, ya que las normas de higiene son muy estrictas.

Médicos y hospitales

Encontrar un médico para usted y para su familia es una tarea relativamente sencilla. Los médicos generales se encuentran en las páginas amarillas en las categorías de Allgemeine Medizin o Médicin Général. También puede encontrar información sobre los médicos (así como consejos generales sobre salud) en www.doktor.ch. Las recomendaciones personales siempre son una buena manera de encontrar un médico con el que pueda comunicarse fácilmente. Asegúrese de saber lo que debe hacer fuera del horario de consulta o en caso de urgencia. Respecto a esto último, puede encontrar los números de los servicios de urgencia en la parte trasera de los listines telefónicos suizos (policía: 117. ambulancia: 144). También puede recibir un tratamiento de urgencia en la mayoría de hospitales y clínicas, y en la Suiza francófona también existen clínicas especiales para urgencias menores.

Tenga en cuenta que incluso en caso de urgencia se le pedirá que presente una prueba del seguro de salud (en Suiza no existe el concepto de tratamiento “gratuito”**), aunque es poco probable que le rechacen en caso de vida o muerte.

Si necesita un tratamiento hospitalario no urgente tendrá que ser derivado por su médico. Usted o su compañía de seguros tendrá que abonar los honorarios del hospital. Si usted no es residente en Suiza y no tiene un seguro adecuado, los hospitales pueden pedirle un depósito en el ingreso que podría ascender a 10.000 CHF (unos 10.000 USD).

Los médicos y los hospitales no son lo único costoso en Suiza, los medicamentos son también de los más caros de Europa. Alrededor de un tercio de los medicamentos aprobados para la venta solo están disponibles con prescripción. Deben quedar cubiertos por su seguro de salud, pero usted tendrá que pagar el deducible. Su seguro no cubre los medicamentos sin prescripción, por lo que es una buena idea abastecerse, antes de llegar, de analgésicos, remedios para el resfriado y otros fármacos que pueda utilizar regularmente.

*The World Factbook, CIA.
**Los visitantes europeos y sus dependientes que enfermen durante una visita a Suiza pueden recibir el tratamiento necesario gratuitamente o con un coste reducido con la expedición de una Tarjeta Sanitaria Europea (TSE).

Seguro de salud internacional premium de Cigna

Obtenga un presupuesto