Consiga un presupuesto Acceso clientes
  • Estamos aquí para ayudarle 24/7
  • Contáctenos
  • Centro de recursos para expatriados

    Guía para mantenerse sano en el extranjero

    Al planificar el traslado a otro país, su preocupación principal será garantizar la tranquilidad en el mayor número de aspectos posibles de su nueva vida, y la salud es uno esencial. Hemos elaborado la presente guía para mostrarle las bases del cuidado sanitario internacional y para ayudarle a gestionar su bienestar en el extranjero.

    Así que está a punto de convertirse en un expatriado y está teniendo en cuenta muchos factores para garantizar el éxito del traslado. ¿Sabe cómo funciona el sistema de salud en el país de destino elegido? Trasladarse a otro país puede ser una experiencia vital sumamente gratificante que, no obstante, viene acompañada de determinados retos para la salud y el bienestar. 

    Asegurarse de que se proporcionarán cuidados sanitarios para usted y su familia es una de las cosas más importantes que necesita considerar al trasladarse al extranjero.

    Cuando se trata de estándares sanitarios, los cuidados legales y los tratamientos de emergencia varían de un país a otro. Puede haber importantes diferencias en los tiempos de espera, en los costes y en la disponibilidad de acceso para expatriados. Entrar directamente en el sistema sanitario de otro país puede no ser tan fácil como se piensa.

    Es esencial buscar las implicaciones para los expatriados en el nuevo destino, ya que todas las comodidades del país de origen que se espera tener podrían no estar disponibles necesariamente.

      Mantenerse sano en el extranjero

      Trasladarse a un nuevo país es emocionante, pero recuerde que siempre hay riesgos. En esta guía encontrará consejos y asesoramiento para una estancia saludable en el extranjero:

      • Algunos países presentan algunos riesgos sanitarios específicos a los que quizá usted no se ha enfrentado en el pasado. Es importante investigar un poco antes de trasladarse. La OMS es un recurso excelente para hacer búsquedas sobre su destino. Asegúrese de que está informado de cualquier riesgo sanitario relacionado con su nuevo país, ya que podría ayudarle a estar preparado y prevenir urgencias.
      • Antes de trasladarse, sométase a una revisión médica y consulte con su médico para saber si hay vacunas recomendadas para el país al que se va a trasladar y comente cualquier cuestión médica que pueda surgir en el extranjero. Algunas vacunas podrían ser necesarias para poder entrar en determinados países. En casos en los que las vacunas no sean necesarias, podrían aún así estar altamente recomendadas.
      • Si se va a trasladar a un país con condiciones climáticas muy diferentes a las de su país actual, tenga en cuenta las consecuencias y esté preparado. Las enfermedades respiratorias son muy comunes entre los visitantes extranjeros en un país nuevo. En muchos casos son el resultado de las nuevas temperaturas a las que se enfrenta el cuerpo. Asegúrese de que lleva la ropa adecuada para las condiciones climáticas que va a encontrar.
      • Obtenga una copia del historial médico y llévela consigo. También es buena idea escanearla y guardarla en formato electrónico.
      • Es oportuno ir al dentista antes del traslado o, si lleva gafas, hacerse con un segundo par.
      • Si toma medicación de forma habitual, lleve consigo una cantidad adicional y copia de la receta actual (es posible que la necesite en la aduana o seguridad del aeropuerto). También es útil averiguar el nombre genérico del medicamento, ya que en otros países se puede comercializar bajo otras marcas comerciales.

      Tras aterrizar en el país de destino

      • Compruebe que conoce el número para llamar al servicio de urgencias.
      • Si no habla el idioma local, intente aprender algunas palabras básicas como ayuda, urgencia o doctor.
      • Averigüe dónde se encuentra el hospital más cercano y compruebe que su cobertura sanitaria cubre el tratamiento allí.
      • Si está cubierto por el sistema de salud nacional, inicie los trámites lo antes posible. En muchos sitios puede ser complicado superar las distintas fases administrativas, por lo que es mejor empezar cuanto antes.

      Seguro de salud para expatriados

      Antes de precipitarse al traslado, piense en su bienestar y compruebe que cuenta con una cobertura de salud adecuada. 

      En muchos supuestos no tendrá necesariamente derecho a asistencia sanitaria en el país al que se traslada. Recomendamos encarecidamente que cuente siempre con cobertura de seguro de salud para evitar situaciones en las que no pueda acceder a la asistencia médica requerida.

      Incluso en determinados países en los que tiene acceso a tratamientos en el sistema público, es posible que estime que la calidad de la asistencia no cumple con el nivel al que está acostumbrado, por lo que deberá planificar en consecuencia.

      En determinados países (como los países miembros del espacio Schengen, EAU y EE. UU. para determinados tipos de visado) se requiere prueba de existencia de seguro de salud para la emisión de un visado.

      Para expatriados que se trasladan de un país de la UE a otro, mediante la TSE (Tarjeta Sanitaria Europea) se puede obtener cobertura para tratamientos urgentes durante un plazo de tiempo corto, hasta obtener cobertura en el sistema de salud local.

      En Cigna Global somos muy conscientes de las dificultades que los expatriados pueden tener al intentar garantizar los servicios sanitarios en un nuevo lugar, y por ello hemos creado productos especialmente diseñados para expatriados, con planes a medida para sus necesidades y las de su familia

      Somos especialistas en pólizas de seguro de salud para expatriados como usted y garantizamos el mejor cuidado cómo y cuándo lo necesite.

       

       

      90 millones de clientes en todo el mundo usan Cigna. Únase a ellos ahora.

      TOP: