Centro de recursos para expatriados

Cultura de los expatriados

Adaptarse a una cultura diferente y a los comportamientos de la gente es parte del reto que supone trasladarse al extranjero. Siga leyendo nuestros consejos para hacerse una idea de la importancia del conocimiento cultural y para saber los recursos de apoyo para las comunidades de expatriados.

Así que va a vivir en otro país y ha realizado algunas búsquedas sobre el nuevo destino. Puede que ya sepa cuáles son los requisitos para conseguir el visado; puede que haya organizado algunas citas para ver inmuebles, o puede que incluso sepa cuáles son los pasos para abrir una cuenta bancaria. ¿Se le olvida algo?

Piense en el momento en el que comenzará a conocer gente en su nuevo destino. ¿Será apropiado estrecharles la mano? ¿O se esperarán un beso en la mejilla?  ¿O dos besos?

El choque cultural es algo que todos los expatriados experimentan una vez que se trasladan al extranjero. Cuando se comienza a pasar tiempo en un nuevo país, se puede apreciar que muchos aspectos de la propia cultura son diferentes a los de la nueva, y probablemente habrá que adaptar algunas de las expectativas y comportamientos para poder integrarse. 

Muchos expatriados viven cambios emocionales cuando se enfrentan a dificultades para asimilar los nuevos patrones de comportamiento. La transición cultural puede ser difícil, pero aquí presentamos algunos consejos que le ayudarán a adaptarse más fácilmente a su nueva cultura de acogida:

  1. Aprender. El choque cultural puede proceder de cualquier situación, y es casi imposible de predecir, pero aprender lo máximo posible sobre la nueva cultura puede ayudarle a estar preparado. Conozca más sobre el nuevo ambiente, tanto antes de llegar como cuando ya se encuentre allí. Cuanto más sepa, mejor.
  2. Hablar. Si se traslada a un país en el que se habla un idioma diferente, intente al menos aprender lo básico. Puede empezar con algunas frases sencillas, o bien plantearse en hacer un curso del idioma. Aprender un idioma diferente puede ser excitante y muy útil para ayudarle a comunicarse en el nuevo país.
  3. Mantener el contacto. Permanecer en contacto con sus amigos y familia en casa puede hacerle sentir bien mientras se encuentra lejos.
  4. Mantener una buena salud.  Recuerde permanecer activo y alimentarse bien. Conservar una buena salud tanto mental como física le ayudará a gestionar mejor el choque cultural.
  5. Tener una mente abierta. Los comportamientos que son populares en su país podrían no ser bien recibidos en su nuevo destino. No es cuestión de correcto o incorrecto. Una actitud respetuosa y abierta le ayudará a entender las diferencias culturales y a aceptar el cambio. Interactúe con la nueva cultura y haga nuevos amigos locales.

Comunidades de expatriados y apoyo

Recuerde, no está solo. Vivimos en un mundo globalizado y las comunidades de expatriados crecen en todo el mundo rápidamente. Allá donde vaya, seguramente encontrará otros expatriados y grupos internacionales que apoyan a las comunidades de extranjeros. Esté pendiente de los blogs, grupos en redes sociales y otros eventos. Seguramente encontrará algo compatible con sus intereses.

Integrarse con los grupos de expatriados puede ayudarle a conocer la cultura de su nuevo país, así como proporcionar un ambiente enriquecedor para intercambiar visiones e ideas con personas de otros países.

A medida que se acostumbra a otro lugar, la experiencia puede pasar de excitante a abrumadora, pero tenga simplemente en cuenta que las dificultades iniciales disminuirán con el tiempo. Trasladarse al extranjero es una de las experiencias más enriquecedoras que uno puede tener, así que dé la bienvenida al cambio y disfrútela.

Seguro de salud internacional premium de Cigna

Obtenga un presupuesto