Centro de recursos para expatriados

Los 5 mejores consejos para mudarse al extranjero con niños

Mudarse a un nuevo país es, probablemente, una de las experiencias más enriquecedoras que existen y, cada día, es más habitual entre las familias porque consideran que desplazarse al extranjero es algo que deben probar al menos una vez en la vida. Sin embargo, mudarse al extranjero con niños no es una tarea sencilla porque antes de subirse en un avión, además de los aspectos económicos, se deben ponderar también los sentimientos y las expectativas para garantizar una buena transición. Hemos realizado una lista con los 5 mejores consejos para mudarse al extranjero con niños, con el fin de garantizar que su mudanza resulte una experiencia beneficiosa tanto para ustedes dos como para sus hijos.

 

1- Sean claros y comunicativos con sus hijos

Mudarse al extranjero es un gran cambio para la familia y el proceso puede resultar estresante para los niños, pero ser sinceros y claros respecto al traslado ayudará a gestionar sus expectativas y a aliviar parte de ese estrés.

Cuando busquen información acerca del nuevo país de destino antes de la mudanza, incluyan a sus hijos en el proceso de aprendizaje: muéstrenles fotografías del lugar y enséñenles algunas de las cosas que su nuevo hogar puede ofrecerles. Hablen abiertamente con sus hijos para detectar cualquier preocupación que pudieran tener. Mostrarles apoyo y hacerlos sentir tranquilos ayudará a que se encuentren más preparados para el cambio.

 

2- Encuentren la escuela apropiada

Encontrar la mejor opción educativa para sus hijos implica una búsqueda y planificación previas. Los sistemas educativos varían dependiendo del país, así que asegúrense de informarse sobre las escuelas locales e internacionales de su nuevo destino y valoren las ventajas e inconvenientes de cada opción. Realizar su búsqueda por adelantado les permitirá tomar una decisión informada y gestionar las expectativas económicas.

Las escuelas internacionales pueden resultar útiles para los niños expatriados que no conocen el idioma del nuevo país de destino. Este tipo de escuelas ofrecen a los niños la oportunidad de aprender el idioma nativo en un proceso de inmersión cultural con compañeros de muchos otros países. Las escuelas internacionales también pueden ampliar las perspectivas de continuar los estudios en el extranjero, ya que ofrecen a los alumnos la oportunidad de elegir entre una universidad local o una en otro país.

En Cigna Global hemos desarrollado un buscador de escuelas internacionales único: un mapa interactivo especialmente diseñado para expatriados, que les permite buscar, localizar, comparar y encontrar información sobre miles de escuelas internacionales de todo el mundo. La herramienta es gratuita y puede usarla cualquiera que busque colegios internacionales.  

 

3- Asegúrense de la cobertura sanitaria familiar

Independientemente del lugar del mundo al que vayan, resulta esencial que ustedes y su familia tengan una buena cobertura sanitaria. Asegúrense de comprender qué implica ser expatriado en el nuevo país de residencia. 

Si son aptos para recibir atención sanitaria subvencionada en su país de destino, asegúrense de conocer las exclusiones y excepciones de su cobertura.

Cigna Global les ofrece un amplio abanico de niveles de seguros de cobertura médica, con planes que pueden adaptarse a sus necesidades. Encuentren más información sobre nuestros planes aquí.

 

4- Imprégnense de la nueva cultura

Conocer una nueva cultura e impregnarse de ella junto a su nueva comunidad puede ayudar a los niños a adaptarse y a que la transición sea más fluida. Anímenlos a forjar amistades y ayúdenlos a hacerlo interactuando con vecinos y residentes del barrio.

Además de inscribir a sus hijos en un nuevo colegio, llévelos a eventos cercanos o a que participen en deportes locales. Estas actividades pueden suponer una buena oportunidad para conocer a residentes locales y para hacer nuevas amistades que ayuden a los niños a instalarse y a disfrutar de su nueva situación.

 

5- No rompan los lazos con su país de origen

Es importante que intenten mantener lazos estrechos con su país de origen y que los niños no pierdan el contacto con sus raíces. Manténganse en contacto con familiares y amigos, y conserven las tradiciones, preservando las ocasiones especiales que celebraban en su país de origen.

Conserven artículos, como fotos u objetos de su país de origen, en su nueva casa en el extranjero, ya que esto puede ayudar a sus hijos a mantener vivos los recuerdos.

Cuando regresen a su país de origen, no se olviden de que esto puede producirles a los niños un choque cultural inverso. También pueden sentirse desconcertados acerca de la cultura a la que pertenecen debido a la mezcla de ambientes. Asegúrense de hablar constantemente y con claridad de su país de origen, y ayúdenlos a comprender en qué se diferencia de su país de residencia y de otros lugares del extranjero en los que hayan vivido.

Seguro de salud internacional premium de Cigna

Obtenga un presupuesto